sábado, 29 de mayo de 2010

FIEBRE TAURINA

Se tiene noticia que desde el año de 1848, en la entonces Villa de Irapuato, se celebraron corridas de toros, desconociéndose el nombre de la Plaza, seguramente porque se trató de alguna improvisada como se acostumbraba en aquellos tiempos, pero existen constancias de un juicio que se dirimió porque se presentó ganado sin la edad, peso y trapio requeridos.
Ya en 1888, existía la "Plaza de la Constancia" , erigida por Nicolás del Moral propietario de la ganadería de reses bravas de Parangeo; que era de regular tamaño y tenía como característica que su techo estaba soportado por columnas de cantera, lo que le proporcionaba un aspecto a la vez que austero, elegante.
En 1900, se inauguró la Plaza de toros de "La Estación", en razón de que en este lugar se convirtió en el polo de desarrollo de la ciudad, con motivo de la introducción del ferrocarril, pero fue de corta duración su existencia, debido a que se resintió su cimentación con motivo de la inundación de 1913. En este coso toreó el único matador de alternativa y con cartel nacido en Irapuato: Arcadio Ramírez "Reverte Mexicano" famoso por su manera de tirarse a matar por detrás, que se codeó con los mejores toreros de su época.
En 1923, reabrió sus puertas la Plaza de "La Constancia" que continuó dando festejos y creando una afición taurina importante, hasta la apertura del actual albero.

La "Plaza de Toros Revolución" fue formalmente inaugurada el 24 de Noviembre de 1940, ante la presencia del General Lázaro Cárdenas, presidente de la república y de Don Enrique Fernández Martínez, gobernador del estado de Guanajuato. El cartel anunciaba un mano a mano del maestro Fermín Espinoza "Armillita" y Lorenzo Garza "El Magnífico", con toros de la prestigiada ganadería de "La Punta". La tarde fue apoteósica y ambos diestros cortaron oreja y rabo.
Desde su inauguración, la "Plaza de toros Revolución" fue la antesala de la monumental México y en ella actuaron los mejores representativos de la baraja taurina de México y España en la época de oro del toreo.
El 12 de Enero de 1946, se presentó el monstruo de Córdoba, "Manolete", que hizo honor a su fama, cortando orejas y rabo de uno de sus enemigos.
Muchas grandes faenas tuvieron lugar en el coso Revolución, pero dos son verdaderas efemérides, ya que los diestros cortaron patas: Luis Procuna , el 15 de Abril de 1945 y Silverio Pérez el día que alternó con el inmortal "Manolete".



Hoy en día, la Plaza de Toros Revolución ya no es la antesala de la México. Desde hace mucho tiempo, únicamente se dan dos corridas tradicionales al año: el 21 de Marzo y el 20 de Noviembre. Degraciadamente el inmueble esta cada día más deteriorado y se hablaba de la demolición del mismo para dar lugar a una nueva Plaza en lugar más adecuado y con mayores comodidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada