miércoles, 13 de mayo de 2009

LO QUE LA INFLUENZA NOS DEJÒ

Ilustraciòn: Paco Calderòn


Para desesperación de la clase política y la vergüenza de los mexicanos, la imagen de México en estos días no es nada alentadora. El virus de la Influenza humana ha dado el golpe más severo a la imagen internacional de nuestro país. Un país que ya era visto como un territorio lleno de narcotraficantes es ahora retratado como fuente de contagios para el planeta. Ahora además de inseguro, es insalubre.
Por si fuera poco, el brote del A/H1N1 ha puesto en descubierto las carencias del Sector Salud en México. Un sistema lleno de carencias, malos tratos, mal servicio y corruptelas. La crisis de la influenza debe ser un llamado a despertar, un recordatorio de que una de nuestras vulnerabilidades ante una posible epidemia es nuestro sistema médico profundamente deficiente, la sociedad entera podría pagar un precio muy alto por las décadas de no haber creado un sistema de salud racional de atención a la salud que funciones adecuadamente para todos los mexicanos. Celebro que el virus nos haya abierto los ojos pero ¿Cuándo y cómo habremos de enfrentar este problema?
Además también ha puesto en evidencia la falta de educación e higiene de la mayoría de nosotros, en el cual las autoridades informan una muy deficiente costumbre de lavarse las manos y la horrenda costumbre de tirar la basura donde sea. Así que parte del problema es la falta de Educación.
Por ello, el único antiviral efectivo es y será la acción ciudadana. No cabe duda que estaremos en la mirilla internacional durante un buen tiempo y quizás esto nos obligue en las palabras de Sigmund Freud “a mirarnos el alma, conocernos, entender por qué la enfermedad estaba destinada a surgir y quizás entonces curarla”, ojalá que esta experiencia sirva a todos los mexicanos. Ojalá…

No hay comentarios:

Publicar un comentario