miércoles, 8 de abril de 2009

LEYENDA: LA LLORONA DE IRAPUATO


En los tiempos de la Nueva España, habìa una familia noble y rica que tenìa una hija muy bella y egoista, pues sus padres le cumplìan todos todos sus caprichos y tenìa muchos pretendientes.
Un dìa su sirvienta, encontrò una cuerda en el balcòn de la habitaciòn por donde la joven habìa huido de la casa. Enseguida se diò la voz de alarma y sus padres afligidos la buscaron por todas partes sin que apareciera rastro de ella.
Se hicieron miles de conjeturas alrededor de este hecho.
Pasado algùn tiempo, de una de las casitas que estaban frente al rìo Guanajuato, saliò una mujer vistiendo un camisòn blanco y llevando en sus brazos un bulto pequeño envuelto en trapos, caminando hasta lo que es ahora La Catedral, dejando allì abandonado a su pequeño hijo, fruto de sus amores con un hombre casado.
La mujer saliò corriendo, dando horribles gritos. La gente que la viò, dijo que era la hija de esa familia noble, la misma que tiempo antes habìa desaparecido sin dejar rastro alguno. No se supo nunca màs de esa mujer.
Sin embargo, con el campanazo de las doce, en ocasiones aùn hoy en dìa se ve a una mujer vestida de blanco, la faz cubierta por un velo ligerísimo que se aproxima al centro gritando por su hijo y la cual al dar la vuelta por el Templo de San Josè se desvanece.
Se cuenta que es el alma en pena de esa mujer...
Fuente: Narrativa Tradicional

4 comentarios:

  1. orele chida leyenda un dia me dare una vuelta a esa hora para ve si la veo ya que me gustaria ser un cazador de leyendas y saber si son verdad. bye

    ResponderEliminar
  2. Te juro que un día la vimos mi hermana y yo....

    ResponderEliminar