jueves, 9 de abril de 2009

LA BATALLA DEL RICINO


En los 70`s, en los lotes baldios de Irapuato abundaban enormes plantas de Ricinus communis, màs conocidas vulgarmente como higueras o higuerillas, desconociendo la mayorìa de las personas que se trataba de plantas de ricino ( creo que pocos han observado con que facilidad se reproducìa esta planta en la regiòn y nunca ha sido tomada en cuenta como un cultivo del cual podrìan obtenerse beneficios).
En ese tiempo los chiquillos de diferentes colonias, durante el verano; acostumbraban a cortar enormes racimos de ricino que ya estaban maduros y se levantaban cuarteles e improvisadas casas de campaña con sàbanas y colchas viejas, en donde estaban los escondites secretos con el "parque" de estas municiones vegetales.
Con las bolitas de las higuerillas, se desataban batallas entre las diferentes calles o colonias, quedando las calles tapizadas de color verde y la ropa llena de el lìquido oleoso de alguna que otra "bolita" que con el impacto se rompìa.
Nada dura para siempre, los chiquillos crecieron, la ciudad tambièn y la mayorìa de los lotes baldios donde habìa higuerilla desaparecieron.
Sin embargo aùn se ve por ahì alguna mata de Ricino, alguna sobreviviente de aquellas batallas; pero ahora la diversiòn depende del ùltimo cartucho de Nintendo y no de la imaginaciòn de los chiquillos...y sus grandes batallas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario