jueves, 23 de abril de 2009

EL INSURGENTE ALBINO GARCIA





Albino García nació en Cerro Blanco, municipio de Salamanca, en el estado de Guanajuato. Era de acuerdo a los historiadores, un indito puro, de clase sumamente humilde. La fecha de su nacimiento no se ha podido determinar.
Desde su juventud se distinguió por su habilidad en el manejo de los caballos, fue precisamente como, al caerse de uno, le quedó inutilizado el brazo izquierdo, apodándosele desde entonces "El Manco" García.
Fuè caporal de una de las haciendas de Valle, probablemente de Quiriceo, donde se ganó el respeto y la admiración de sus peones.
Al estallar la guerra de independencia y al paso de Hidalgo por Salamanca, los días 23, 24 y 25 de septiembre de 1810, "El Manco" se unió a la causa insurgente y comenzó a hacer la guerrilla a los realistas por todo el Bajío.
Sus hazañas fueron rápidamente conocidas por el ejército español. El 31 de agosto de 1811, tomó con sobra de audacia la Villa de Lagos, Jalisco y estuvo a punto de tomar León. Sus andanzas se extendieron por todo el Bajío y llegaron hasta San Miguel de Allende, Dolores Hidalgo y San Felipe.
Uno de los más sobresalientes logros fue haber planeado tomar Guanajuato, precisamente el 28 de septiembre de 1811; para repetir la hazaña del cura Hidalgo, de aquel 28 de septiembre de 1810.
Cuenta la anécdota que Albino estando en Salamanca consumó estrategias dignas del genio de un Napoleón Bonaparte, pues con tropas menores a las del enemigo hizo huir a los realistas dejándole cuantioso botín en costales con monedas de oro, habiendo sucedido ello los días 11 y 12 de abril de 1812.
En 1811 amenazó a Irapuato y Guanajuato y el primero de Mayo de 1812 atacó Irapuato con 4000 hombres, siendo el templo de San José ,mudo testigo de aquel hecho històrico.
El 8 de Junio de 1812, en la plazuela de la Cruz de Celaya, fueron fusilados Albino García y su hermano Francisco. Su cabeza fue puesta en la calle de San Juan Dios para escarmiento del pueblo. Su cuerpo fue descuartizado; una mano fue llevada a Guanajuato, al cerro de San Miguel, la otra que tenía estropeada y por la cual tenía el apodo de El Manco, fue llevada a Salamanca, su tierra natal, donde estuvo largo tiempo en un poste. El arquitecto Eduardo Tresguerras reunió los despojos del guerrillero y los puso en un nicho del osario de la parroquia de Celaya, aunque fueron robados y se encuentran en paradero desconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario