miércoles, 25 de febrero de 2009

LA LEYENDA DE LA SEÑORA DE LA NOCHE



-Para Karina Paola Jiménez Sánchez

Las campanas de todas las iglesias sonaron y el reloj del jardín anunció a todo el pueblo que la noche había llegado.
Las estrellas inundaron el cielo y el viento acarició el mar que en eterna danza regaló sus mejores y hermosas olas al anochecer.
Mientras todos dormían, un etéreo cuerpo flotó a través del estrellado cosmos impartiendo sus bendiciones a todos los seres que bajo él descansaban.
Era la señora de la noche, pariente de las hermanas de las estrellas; que siempre noche tras noche desde que se creó el mundo, ronda por el valle de Eratzicutzio en busca de algún niño triste para ayudarlo y hacerlo feliz, pues cada que sonríe un niño, el sol ilumina más y Dios hace nacer en la tierra una fresa como regalo por esa sonrisa.
¿No has tenido después de una pesadilla un dulce sueño? O después de buscar por todas partes tu juguete favorito sin encontrarlo ¿Haz notado como al despertar aparece sobre tu cama? Tenlo por seguro que la señora de la noche lo hizo ¿y sabes por qué? Porque haz sido un buen niño: haces la tarea, respetas a tus maestros y mayores, no peleas con tus amigos, ayudas a tus hermanos, cuidas a tu mascota.
¿No te gustaría acaso que te visitara?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada